Nueva Dirección para El Aikido
Seminario de Recolección de Fondos Para Niños con Cáncer en la Ciudad de México.
7-10 de Noviembre de 2003.

Por Gaku Homma Nippon Kan Kancho

Como es sabido que ocurre de tiempo en tiempo, tres diferentes Shihan de Aikido de alto nivel impartieron seminarios en la Ciudad de México con una diferencia menor a cuatro semanas. En Octubre, Shihan Fujita de Aikikai Hombu dojo, Shihan Yamada de USAF de Nueva York y Shihan Kawahara de Canadá, todos vinieron a México a enseñar. Aunque los tres son oficialmente reconocidos como Shihan de Aikikai, cada uno tiene su propio sistema de dojo en la ciudad de México. ¡Creo que es bueno que la ciudad de México sea reconocida como la ciudad más grande del mundo! Sin saber esto, nuestro seminario fue programado durante este periodo, lo que hizo el resultado del evento más interesante.

Estudiantes de otros muchos países se han acercado a mi con preguntas acerca de cómo realizar seminarios juntos, y de como mejorar las operaciones de un dojo. Fueron preguntas como estas las que comenzaron nuestra relación con México Aikido Take Musu Aiki en la ciudad de México, relación que ahora ha llevado al Aikido en México en una nueva dirección.

"A principios de la primavera y en verano del año 2003 el Sensei Fernando Román y sus estudiantes visitaron Nipón Kan. Ellos me hicieron numerosas preguntas acerca de como Nippon Kan era operado y de cuanto cobraría por ir a la ciudad de México a enseñar. Mi respuesta fue: "Si ustedes están buscando nuevas ideas, y una nueva orientación para el Aikido en México yo estaré feliz de ir voluntariamente y sin costo. Esta es mi contribución. Lo que creo que es importante es pensar formas de involucrar su dojo con su comunidad, cómo compartir lo que podemos crear con otros. Si ustedes quisieran usar los lineamientos de los proyectos de AHAN de Nipón Kan como guía para su dojo, yo estaré feliz de ayudar"".

Como resultado de esa conversación inicial me llevaron en Julio a la ciudad de México donde conocí a otros miembros del dojo e investigamos las metas del proyecto, los recursos e instalaciones disponibles para movernos hacia delante. La visita culminó finalmente con el seminario organizado por México Aikido Take Musu Aiki a beneficio de los niños con cáncer realizado del 7 al 9 de Noviembre del 2003.

Alrededor de cien practicantes de Aikido adultos, 30 jóvenes y muchos observadores, se reunieron en el Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México del 7 al 9 de Noviembre de 2003 para una seminario único en su composición y propósito. Yo les pregunte a nuestros anfitriones mexicanos como había estado la asistencia comparada con los otros seminarios realizados en Octubre y me dijeron que fue similar.

Una cosa que hizo diferente este seminario es que fue organizado por México Aikido Take Musu Aiki Dojo, el cual al igual que Nipón Kan, es un dojo independiente. México Aikido Take Musu Aiki ha sido un dojo independiente en la ciudad de México desde 1998. Este seminario fue el primero de su clase en México, e incluso aunque ni Sensei Fernando Román ni Sensei Rocío Agüero son parte de una larga y estructurada jerarquía de dojo, atrajeron a muchos Aikidokas que se nos unieron para el evento. No hubo exámenes durante este seminario, así que esa no fue una razón por la que la gente asistió. Preguntando me enteré que además de los miembros del Dojo de México Aikido Take Musu Aiki, instructores y estudiantes de ocho dojos diferentes vinieron de diferentes partes de México para asistir al evento. Cierto número de estudiantes de Colombia y Sudamérica tenían previsto asistir, pero no pudieron salvar los obstáculos para obtener visas para entrar en México. Cuando miraba alrededor a los estudiantes en el seminario pude ver numerosos logotipos y escudos en los uniformes de los estudiantes y empecé a darme cuenta que era un evento único para el Aikido de México en más de un sentido.

Estoy muy orgulloso y honrado de que tantos estudiantes diferentes de Aikido hayan venido al seminario pero pensé, "Comparado con el muy conocido Shihan que vino a enseñar el mes pasado, mi presencia es como "primera clase con un vagón", ¡y yo no soy el único con amplio espacio para piernas!". Las cuotas del seminario fueron similares, así que la asistencia no se debió al precio. Yo reflexioné acerca de todos los seminarios en los que Nippon Kan y AHAN han sido parte en los últimos años para ver si podía definir que pudo haber hecho exitosos estos seminarios. Si pudiera delinear una "fórmula" puede que sea la forma de ayudar a otros dojos, especialmente a dojos independientes a mejorar sus propias operaciones. En todos los casos, los estudiantes de Aikido que han seguido para hacer del Aikido una forma de vida, no tenían absolutamente idea que este sería su futuro cuando ellos empezaron. Primero un estudiante, luego un instructor, el progreso es natural. De repente hay un dojo nuevo. ¡Ahora esta la renta, utilidades, teléfono y cuentas que tienen que ser pagadas cada mes! Las cosas han cambiado de gran forma. Hay preocupación sobre cuantos estudiantes se atienden y de cómo contemporizar y cumplir con las presiones de la organización madre. Hay reglas que seguir, formas que llenar y obligaciones a cumplir. Y de pronto uno esta usando todo su tiempo en negocios y mercadotecnia en lugar de enseñar y practicar. Hacer que tales extremos se empalmen es prioritario para perfeccionar las actividades futuras. Concentrarse solo en los negocios y en la administración no hace que un dojo marche bien, y en algunas ocasiones toma mucho tiempo entender ese balance.

En realidad, los pocos que han hecho un negocio exitoso fuera del dojo son de hecho raros. La mayoría de los propietarios exitosos de un dojo he notado que poseen otra fuente principal de ingresos. Esto les permite la flexibilidad de utilizar su tiempo enseñando en lugar de depender de sus estudiantes para su sustento. En mi experiencia son estos los instructores que atraen y conservan estudiantes. Algunos de estos instructores son independientes y otros forman parte de una larga cadena de organizaciones de Aikido. Yo he escuchado de muchos instructores que tratando con las relaciones verticales lineares que componen la estructura de grandes organizaciones de Aikido han tenido últimamente consecuencias desafortunadas, Muchos estudiantes han dejado estas grandes organizaciones por dinero, realización y temas de reconocimiento de servicios pero eso es tema para otro artículo.

Quiero concentrarme en sacar de este sendero y regresar a la mente y el corazón que todos teníamos cuando empezamos a practicar Aikido. Quiero concentrarme en las posibilidades que están afuera si tu te liberas a ti mismo de enfocarte en este tipo de problemas. Yo he andado este camino toda mi vida, y me gustaría compartir contigo algo de lo que he descubierto.

Nippon Kan comenzó como una organización independiente. No vienen de romper con otra organización para volverse independiente. Hay una diferencia. Yo no fui como otros instructores japoneses que vinieron a los Estados Unidos con la misión de construir imperios; enseñar Aikido no era de hecho mi primer sueño. Nunca en mis sueños lejanos imaginé que Nippon Kan se convertiría en lo que es hoy.

Cuando llegué por primera vez a Estados Unidos hace ya 20 años no pertenecía a ninguna organización de Aikido y no me he unido a ninguna desde esa época. Por un largo tiempo Nipón Kan ha sido etiquetado como un tipo de dojo "maverick". Ser independiente no significa no tener una organización a la cual responderle. Significa no tener restricciones, reglas, pagos que puedan causar estrés y preocupación. También significa sentirse solo en algunas ocasiones. Sin las restricciones de una organización madre, Nippon Kan ha sido libre de crear y desarrollar algunas ideas únicas sobre las operaciones de un dojo.

Cuando Nipón Kan comenzó raramente podíamos hacer que los extremos coincidieran, Hoy Nipón Kan soporta proyectos humanitarios de Aikido por todo el planeta. Venir a los Estados Unidos fue una inspiración para mi en un sentido. Me enseñó a ser independiente, sin una organización o un maestro, aprendí a darme soporte a mi mismo. No tenía habilidades de oratoria ni capital para fundar algo. Sin embargo era rico en un sentido, tenía el soporte de buenos estudiantes. Y esto se convirtió en la que fue la razón de mi supervivencia.

Por más de diez años tuve una vida muy difícil. Aprendí a vivir de arroz, huevo y plantas que cultivaba a la orilla del río Sin embargo lentamente Nipón Kan fue estabilizándose y volviéndose un poco mejor. Por entonces yo sentía la necesidad de mostrar mi aprecio a todos mis estudiantes y amigos que me habían ayudado llegar hasta aquí. Sin saber como agradecer individual y personalmente, escogí mostrar mi agradecimiento a través de mis acciones en lugar de a través de mis palabras.

Comencé sirviendo meriendas a las personas sin hogar en la misión de rescate de Denver. Al principio iba solo. El dinero que requería para preparar las cenas que servía era la misma cantidad que necesitaba para el teléfono y el pasaje. No fue fácil y estuve luchando mes tras mes. Después de dos años de servir cenas en la misión de Denver, un artículo fue escrito acerca de mi servicio en el periódico local de Denver. Me habian sorprendido… de pronto todo mundo sabía lo que yo había estado haciendo

Desde entonces mi vida cambió. Como el hielo que se funde a principios de primavera cambió lentamente, pero positivamente. Los estudiantes estaban emocionados acerca del servicio voluntario y quisieron ayudar.

Las actividades de los alumnos de Nippon Kan se dispersaron por el mundo y más estudiantes vinieron. Hoy continúa creciendo, y AHAN se ha vuelto internacional con proyectos en Mongolia Sudamérica, México y el este de Europa.
Expresar mi agradecimiento por la buena voluntad y soporte de mis estudiantes ha florecido en algo mucho más grande que las partes de las que está hecho. Una circulación y momentum positivos han comenzado.

"Muhoshu no Mugendaihoshu", o "Beneficio para no un solo individuo lleva al beneficio ilimitado para todos" es un dicho japonés que expresa como me siento acerca de lo que ha pasado en Nippon Kan. Ahora quiero ayudar a dojos pequeños, aislados e independientes que pueden necesitar una mano en como hacer su dojo exitoso. Hay muchos y muy buenos Aikidokas en el mundo que no tienen experiencia en manejar un dojo, esta es la gente que me gustaría alcanzar con palabras de ánimo.

Si estás atorado enfocándote en las finanzas tu dojo tendrá problemas para sobrevivir. Hay una mejor dirección cambiando el sendero. Para cambiar el sendero, empieza en hacer algo por tu comunidad. Esta acción te ayudara a liberarte de estas preocupaciones negativas. También inicia una dirección positiva para guiar a tus estudiantes, y para atraer nuevos miembros a tu dojo de la comunidad a la que estás sirviendo. Quita el techo y paredes de tu dojo y relaciónate con tu comunidad al mismo nivel; no verticalmente como las jerarquías que hoy dominan nuestra cultura de Aikido. Si tú haces esto, recibirás cosas que el dinero no puede comprar. EL éxito y la felicidad no están en el mismo sendero de las preocupaciones que dejamos atrás.

Hay una solución simple en cambiar de sentido. Simplemente aprecia a tus alumnos y muéstrales tu aprecio por sus acciones, no solo palabras. Muestra tu aprecio con acciones que regresarás a tu comunidad. Dentro de estas acciones, la felicidad regresará a ti.

Mi primer consejo acerca de los seminarios es dejar la idea de que un seminario va a darte mucho dinero. Esta actitud daña el espíritu y reduce el enfoque y beneficios posibles. Si obtuviste dinero extra del evento, mi consejo es encontrar un modo de regresarlo a la comunidad. Sé que esto es un nuevo concepto, y un gran cambio de propósitos, pero los beneficios desde este ángulo son múltiples.

Hay un poema Japonés que yo aprecio mucho. "Zenomotte okonau mono wa, fukuo motte ten ga tasukeru". Y se traduce como "Si tus intenciones son buenas y tus acciones ayudan a otros, entonces el cielo te retribuirá con felicidad" . La gente de México es tradicionalmente gente de corazón noble y de fe profunda, y Fernando oyó este poema con su corazón. El y su esposa Rocío escogieron un proyecto especial para ellos como enfoque para el seminario. Este fue La casa de la Amistad, la cual da hogar y cuidado a niños con cáncer y sus familias.

Yo respeto su percepción y entendimiento, y hemos actuado para cristalizar los planes del evento. Este fue un proyecto que AHAN (The Aikido Humanitarian Active Network) de Nippon Kan estuvo feliz de apoyar.

Este evento se llevó acabo en el exclusivo Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey en una cancha doble de basketball ubicada en el gimnasio y con gradas.
El espacio de tatami fue largo y bien puesto, y había amplio espacio para practicar bokken y jo. Nuestros anfitriones instalaron y organizaron áreas de registro, cuidado de maletas, enfermería, y puestos para libros y recuerdos. El frente del gimnasio fue bellamente decorado con cortinas rojas y blancas, flores, fotos y banderas.

La ceremonia de inauguración fue realizada por autoridades administrativas de la universidad, y miembros del staff de la Casa de la Amistad. Cada uno dio un discurso inaugural el cual me fué traducido por Jorge Gibbons que viajó conmigo para tal propósito. El discurso inaugural fue seguido por bailes típicos de México realizados por niños y jóvenes en trajes típicos. La danza iluminó nuestro humor para el seminario, y todos parecían estar listos para empezar. El seminario de tres días estuvo dividido en ocho clases de 2 horas, cada una con su tema y enfoque de estudio. Todos los estudiantes e instructores asistentes escucharon y estudiaron cuidadosamente.

A la clausura del seminario acudieron niños en tratamiento de la Casa de la Amistad acompañados por el fundador Dr. Tanaka y su esposa Yoko-San. Como parte de la ceremonia de clausura nuestros anfitriones Sensei Fernando Román y Sensei Rocio Agüero donaron los fondos, comida y otros artículos, también Nippon Kan AHAN hizo una donación monetaria. Esta donación incluyó fondos del señor Stanley Pranin, editor en jefe de Aikido Journal. El señor Pranin que también entiende el valor del seminario ofreció no solo dinero sino también cartas de promoción para la campaña del seminario.

Las instalaciones resonaban con el estruendo del aplauso de los estudiantes, su familia y amigos que estaban ahí para compartir la conclusión del evento. Hubo sonrisas, cuando todo mundo se levanto para una ovación extra de pie. Fue en este momento cuando nuestros anfitriones, los organizadores del evento, los estudiantes, los observadores, los niños y supervisores de la Casa de la Amistad compartieron lo que es mas fácil para mi expresar en japonés: "Muhoshu no Mugendaihoshu", o "Beneficio para no un solo individuo lleva al beneficio ilimitado para todos".


Esta sonrisa es el mejor beneficio para todos.
Niños en la ceremonia de clausura con el fundador el Dr. Tanaka y su esposa Yoko-san.


Sensei Fernando Román

Sensei Rocío Agüero

Como cualquier instructor independiente, ocuparse de cuidar México Aikido Take Musu Aiki ha significado mucho trabajo duro para Sensei Fernando Román y Sensei Rocio Agüero. Estoy honrado y aprecio que ellos hayan escuchado mi humilde consejo y organizaran un evento pionero para el Aikido en México. Este ha sido el primer seminario de Aikido en México para recaudar fondos y ayudar a otros en la comunidad. Ustedes necesitan un espíritu fuerte para ser pioneros y liderar el camino que nadie ha tomado jamás. Instructores que han enseñado técnicas por décadas no han alcanzado esto. La inspiración que esta actividad ha creado y creará en otros no puede ser fácilmente medida. La reputación e imagen de nuestra comunidad e Aikido como un todo ha aumentado por este evento. El seminario ha creado felicidad para muchos y beneficios para compartir con todos los Aikidokas de México. Yo creo que actividades como esta son la realización en este siglo del Aikido del fundador, Morihei Ueshiba. Esta es la nueva dirección que yo veo para la comunidad de Aikido, una dirección que es liderada por estos nuevos pioneros.

Quiero agradecer a los miembros del dojo de México Aikido Take Musu Aiki señor José (Pepe) y Wimmer por donar tanto de su tiempo y paciencia a este proyecto, también quisiera agradecer al staff del ITESM por su asistencia y al staff de la Casa de la Amistad por su nobleza. Esperamos que el año próximo podamos ofrecer más apoyo.

En los años recientes ha habido un pequeño pero importante cambio ha estado tomando lugar en nuestro mundo de Aikido. Es más y más evidente el hecho de que las primeras generaciones de instructores Japoneses, tanto los que permanecen en Japón como los que hicieron su camino fuera para enseñar Aikido se están haciendo viejos, La mayoría se encuentra hoy entre los sesenta y setenta años y algunos pocos han muerto. No solo de Japón, muchos instructores nativos de Estados Unidos y otros países han envejecido o han muerto

El paso a las nuevas generaciones no puede ser detenido por mucho tiempo. En lo que este cambio tiene lugar de forma natural, es tiempo de pensar acerca de la nueva dirección del Aikido. Un poema Japonés habla del corazón en este sentido "Zenomotte okonau mono wa, fukuo motte ten ga tasukeru". "Si tus intrenciones son buenas y tus actos ayudan a otros, entonces el cielo te retribuirá con felicidad"
No te quedes atado a un estilo o filiación, es una nueva dirección necesitamos pensar más acerca del futuro. Mi deseo es compartir con todos. "Muhoshu no Mugendaihoshu", "Beneficio para no un solo individuo lleva al beneficio ilimitado para todos". Por favor únetenos en esta dirección en tu propio dojo y tu propia comunidad dondequiera que sea en este mundo.

Para terminar quisiera agradecer a Emily Busch, Presidenta de AHAN , Rick Thompson, Instructor de Nippon Kan, Jorge Gibbons, traductor al español y a todos aquellos que vinieron de Nippon Kan como embajadores a México.

Gaku Homma, Nippon Kan Kancho
Nov 30-2003